Movimiento Expresivo. Sistema Río Abierto.

Movimiento Expresivo: una mirada psicocorporal.

Llevamos la atención y la intención al cuerpo, a las sensaciones, tensiones, etc.,  que percibimos y también a las emociones y sentimientos que se despiertan. Profundizamos en diferentes aspectos de nuestro ser, a nivel corporal, emocional y cognitivo. Algunos de estos aspectos ya conocidos, otros menos frecuentados, incluso desconocidos. Desde aquí nos vamos a la expresión para facilitar la toma de consciencia y la posterior integración.

A medida que vamos abandonando las rigideces, vamos devolviendo la fluidez a nuestro cuerpo, mente y emociones. Cambiamos nuestros patrones de relación y comportamiento, no por otros patrones nuevos, si no por respuestas creativas y formas de relacionarnos acordes a las circunstancias de cada momento, abandonamos los automatismos. En la medida en que tomamos consciencia de nuestros patrones, nos tomamos la libertad de elegir cómo nos relacionamos.

Utilizamos una amplia gama de herramientas como: el movimiento guiado y libre, el masaje, la respiración, la expresión de todo tipo: plástica, escénica, corporal, verbal; relajación, juego, dinámicas grupales…

En el Movimiento Expresivo trabajamos a nivel holístico, tomamos a la persona como un todo: cuerpo, emoción, mente y espíritu. Ponemos especial atención en el propio cuidado de sí, en lo que nos viene bien, en lo que necesitamos, en lo que realmente queremos.

El Movimiento Expresivo es un espacio de transformación personal y de desarrollo de la conciencia de sí mismo. Es un espacio para relacionarse consigo mismo y con el grupo. Nos gusta velo como un laboratorio en el que podemos experimentar en libertad y respeto con todas aquellas cosas que van sucediendo tanto individualmente como colectivamente. Este laboratorio es un espacio de seguridad en el que investigamos otras formas creativas para salirnos de los patrones rígidos, en un ambiente de confianza.

Escucharme!

Cuidarme!

Desarrollarme!

Contactar por email